Telemedicina Latina: La solución a los problemas de salud sin tener que salir de casa

¿Se siente enfermo? Llame al doctor y le contestará en español…

Para la mayoría de nosotros, la palabra compuesta “telemedicina”, que significa medicina a distancia, es totalmente nueva o desconocida, pero puede representar la diferencia entre la vida y la muerte o entre sufrir por una enfermedad o contar con la asistencia del médico con sólo marcar un número telefónico.

Comencemos por aclarar que la telemedicina es en esencia un call center atendido por médicos certificados, entrenados para dar consulta escuchando al paciente y observando sus síntomas a través de la cámara remota de un celular o computadora.

Para que usted no se exponga a caer en manos de charlatanes, lo primero que debe verificar es que el dinero que pague por los servicios que le proporcionen le pueda ser reembolsado por su aseguranza médica privada o por Medicare o Medicaid, los cuales no autorizarían la operación de empresas que no estén establecidas legalmente.

La telemedicina o telehealth no es nueva en Estados Unidos y durante años ha beneficiado a la población de habla inglesa, pero por fin habrá una empresa enfocada al público latino, y con todos los servicios totalmente en español.

Esta empresa es Telemedicina Latina, que inició operaciones en el estado de Michigan a mediados de octubre,  ingresando así al mercado de salud estadounidense de habla hispana.

Con esto, la comunidad latina podrá acceder a las increíbles ventajas de este nuevo sistema, que está revolucionando la atención de la salud en Estados Unidos y el mundo.

¿Cuáles son las principales ventajas de la telemedicina?

Los pacientes no tienen que salir de sus casas o centros de trabajo para consultar con un médico sobre enfermedades tan comunes como hipertensión, diabetes, niveles altos de colesterol, gripe o dolores crónicos, lo que les implica ahorro de tiempo y dinero en el traslado.

Reduce también de manera importante la pérdida de citas derivadas de contingencias como el tráfico o por no tener quién cuide a los niños.

Los pacientes no tienen que esperar días o semanas para obtener una cita con el médico familiar o, en su defecto, acudir a la sala de urgencias, donde las facturas pueden ser de mil, dos mil o tres mil dólares.

El costo de las consultas por telemedicina es entre 20 y 70 dólares más económico que en las visitas personales al médico, con el añadido de que se puede pagar mediante tarjeta de débito o crédito, y los costos son reembolsados sin problemas por las aseguradoras privadas, Medicare o Medicaid.

La telemedicina ha logrado reducir sustancialmente la mortalidad y las complicaciones y reingresos al hospital de pacientes egresados de las unidades de cuidados intensivos, al facilitar el acceso a las instrucciones del médico o la enfermera desde la comodidad del hogar.

Visto como algo que ya sucede en la sociedad estadounidense, pero que hasta ahora no estaba al alcance de los latinos, la telemedicina permite que, si un familiar en casa tiene un problema de salud, las personas puedan participar de forma remota en las consultas sin tener que pedir permiso en el trabajo.

Telemedicina Latina (www.telemedicinalatina.com) arrancó en el estado de Michigan con un equipo de médicos certificados, para posteriormente extenderse al resto de la Unión Americana.

Telemedicina Latina, que cuenta con la experiencia de más de 11 años, a través de la empresa US Tele-Medicine, que sirve al público estadounidense, y cuenta con el portal web www.telemedicinalatina.shop, totalmente en español, en el que los pacientes podrán adquirir además productos nutricionales en línea y recibirlos en sus casas por mensajería.

Crispín Garrido Mancilla / Infonort News Agency

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This