Piel grasa

La piel grasa se debe a una producción excesiva de sebo que le da un aspecto graso, hace que aparezcan brillos y que la piel sea más propensa a las imperfecciones.

La piel grasa suele ser hereditaria (gracias mamá y papá), pero hasta cierto punto puede afectar prácticamente a todo el mundo durante la pubertad, ya que las hormonas hacen que la producción de sebo se revolucione.

 

Síntomas

Entre los posibles síntomas de una elevación de la glucosa se encuentran los siguientes:

E

Piel con brillos

El sebo es visible como película grasa que cubre la piel.

E

Poros de mayor tamaño

Si la piel produce sebo en exceso, las paredes de los poros aumentan de tamaño de forma permanente.

E

Tez amarillenta

La piel grasa no tiene una buena circulación, por lo que suele adquirir un tono cetrino.

E

Granos en la zona T

La piel de la frente, la nariz y la barbilla suele ser la más afectada por las impurezas.

Causas

La piel se vuelve grasa cuando las glándulas sebáceas producen cantidades excesivas de sebo. Esto puede deberse a factores genéticos y hormonales, y hasta por la temperatura ambiental. Además, la piel es un reflejo de lo que comemos, y esto afecta a las hormonas.

Hormonas. La mayor parte de los casos de la piel grasa con espinillas está desencadenada por una reacción de las glándulas sebáceas a las hormonas androgénicas. Las glándulas sebáceas responden a las hormonas circulantes produciendo un exceso de sebo.

Tratamiento

  • Utilizar agua tibia en lugar de caliente o fría.
  • Aplicar únicamente cuidado cutáneo no comedogénico.
  • Utilizar un maquillaje que no ocluya los poros.
  • Utilizar un limpiador apropiado antes de acostarse para eliminar la suciedad y preparar la piel para la absorción de medicamentos entregados por tu médico tratante.
  • Dejar que los granos y espinillas curen de forma natural; exprimirlas sólo empeora el proceso.

Vitaminas 

Vitamina B: Regula el desempeño del cuerpo y la utilización de energía, mejorar el tono muscular, intervenir positivamente en el sistema nervioso y prevenir lesiones diversas en piel y mucosas.

Vitamina B12: es un nutriente que ayuda a mantener sanas las neuronas y los glóbulos sanguíneos. Además, contribuye a la elaboración del ADN, el material genético presente en todas las células.

Vitamina E: Es uno de los mejores antioxidantes y nos ayuda a luchar contra el envejecimiento celular. También ayuda a regenerar la piel por lo que es adecuada para cicatrices, estrías o marcas de acné y previene de los efectos negativos de los rayos ultravioletas.

Suplementos de “Telemedicina Latina Shop”

PEPTIDOS DE COLÁGENOS

COMPLEJO DE VITAMINA C

VITAMINA C