Acné

El acné es un trastorno de la piel que ocurre cuando los folículos pilosos se tapan con grasa y células cutáneas muertas. A menudo, ocasiona la aparición de comedones, puntos negros o granos, y suele aparecer en la cara, la frente, el pecho, la parte superior de la espalda y los hombros. El acné es más frecuente en los adolescentes, aunque afecta a personas de todas las edades.

Hay tratamientos efectivos, pero el acné puede ser persistente.

 

Síntomas

Entre los posibles síntomas de una elevación de la glucosa se encuentran los siguientes:

E

Comedones cerrados (poros tapados).

E

Comedones abiertos (poros abiertos).

E

Irregularidades sensibles rojas y pequeñas (pápulas).

E

Granos (pústulas) que son pápulas con pus en la punta.

E

Bultos grandes, sólidos y dolorosos que están debajo de la superficie de la piel (nódulos).

E

Bultos dolorosos, llenos de pus que están debajo de la superficie de la piel (lesiones císticas).

Causas

Hay cuatro factores principales que causan el acné:

  • Producción excesiva de grasa
  • Estrés
  • Píldoras anticonceptivas
  • Obstrucción de los folículos pilosos con grasa y células cutáneas muertas
  • Bacterias
  • Exceso de actividad de un tipo de hormonas (andrógenos)

El acné habitualmente se presenta en el rostro, la frente, el pecho, la parte superior de la espalda y los hombros, porque en estas zonas de la piel se encuentra la mayor parte de las glándulas que producen grasa (glándulas sebáceas). Los folículos pilosos están conectados a las glándulas sebáceas.

La pared del folículo puede sobresalir y producir un comedón abierto. O el tapón puede estar abierto a la superficie y entonces oscurecerse, lo que produce un comedón cerrado. Una espinilla negra puede parecer suciedad metida en los poros. Pero, en realidad, el poro está lleno de bacterias y grasa, entonces se oscurece cuando se expone al aire.

Los granos son puntos rojos que sobresalen, con un centro blanco que se forma cuando los folículos pilosos bloqueados se inflaman o se infectan con bacterias. Las obstrucciones y la inflamación que se producen en lo profundo de los folículos pilosos forman protuberancias similares a quistes debajo de la superficie de la piel.

Factores que pueden empeorar el acné

Hormonas

Los andrógenos son hormonas que aumentan en los jóvenes durante la pubertad y que hacen que las glándulas sebáceas se agranden y produzcan más sebo. Los cambios hormonales relacionados con el embarazo y el uso de anticonceptivos orales también pueden afectar la producción de sebo. Y en la sangre de las mujeres circulan bajas cantidades de andrógenos que pueden empeorar el acné.

Ciertos medicamentos

Los ejemplos comprenden fármacos que contienen corticoesteroides, testosterona o litio.

Dieta

Los estudios indican que determinados factores dietarios, entre los que se encuentran la leche descremada y los alimentos ricos en hidratos de carbono (como el pan, los bagels y las papas fritas), pueden empeorar el acné.

Estrés

El estrés puede empeorar el acné.

Tratamiento

Los medicamentos para el acné sirven para reducir la producción de grasa, acelerar la renovación de células dérmicas, combatir la infección bacteriana o reducir la inflamación, todo lo cual previene las cicatrices.

El régimen de tratamiento que el médico recomiende dependerá de la edad, el tipo y la gravedad del acné que tenga el paciente, y el diagnostico. Es posible que se necesite lavar y aplicar medicamentos en la piel afectada dos veces por día durante varias semanas. Con frecuencia, se utiliza una combinación de medicamentos tópicos y orales.

Medicamentos tópicos

Retinoides y medicamentos similares a los retinoides. Vienen en crema, gel y loción. Los medicamentos retinoides derivan de la vitamina A.

Antibióticos. Lo que hacen es matar el exceso de bacterias en la piel y reducir el enrojecimiento.

Ácido salicílico y ácido azelaico. El ácido azelaico se encuentra de manera natural en los cereales integrales y en los productos de origen animal. Posee propiedades antibióticas.

Vitaminas 

Vitamina B5: Es indispensable para el funcionamiento correcto del sistema inmunológico, tambien contribuye a un afinamiento de la piel y una reducción del tamaño de los poros. Además, el acné se produce por exceso de secreciones sebáceas, lo que también se controla con el consumo de ácido pantoténico.

Vitamina B6: Actúa regulando la producción excesiva de sebo. Cuando tienes mucho aceite natural en la piel, combinado con la suciedad que se acumula en el rostro, se estimula la proliferación de granitos y comedones.

Vitamina B: Ayudan al proceso que hace su cuerpo para obtener energía de la comida que usted consume. También ayudan a formar glóbulos rojos

Suplementos de “Telemedicina Latina Shop”

COMPLEJO VITAMINA C

PEPTIDOS DE COLÁGENOS

VITAMINA C